7 cosas que nadie te dice antes de tener un perro

Publicado por Arriba Las Patas en

Si estás pensando en tener un perro, prepárate porque no sabes lo que se viene.

Antes de tener un perro en casa, es importante que conozcas las responsabilidades de esta tarea, y que ellos te lo agradecerán:

  1. Llevarlo al veterinario. Incluso antes de llevarlo por primera vez a casa. Así conocerás su estado de salud, frecuencia de baño, el calendario de sus vacunas y otros.
  2. Que tenga su espacio en casa. Donde vivas, tu perro debe tener su propio espacio. Ya sea su jaula, cama o cojín, debe tener un lugar donde se pueda sentir cómodo y seguro.
  3. Establecer horarios de comida. Esto podrá depender de la edad del perro, tu horario disponible, etc. Y en la medida que los cumplas, le generará menos ansiedad a tu perro; así como un mejor control de su peso.
  4. Que siempre tenga agua disponible. Especialmente los días de calor, deben tener agua limpia a su disposición el mayor tiempo posible. Esto evita que se deshidraten, y previene problemas en su salud.
  5. Educar en el momento. Que destruya algo en tu casa, es algo que pasará y más de una vez. Esto es parte de su exploración, y debes prevenir y tener mucha paciencia. Sucede que cuando es cachorro, nos parece tan gracioso que no corregimos (y hasta reforzamos) y de grande esperamos que deje de hacerlo… ¿Contradictorio no? Para que identifique lo que SI queremos que haga, se debe celebrar, premiar, reforzar en el momento.
  6. Comprar su correa y placa de identificación. El accesorio más básico, pero lamentablemente el menos usado. ¿Has visto cómo cada día aumenta la cantidad de mascotas perdidas en las redes sociales? Hablamos sobre cómo recuperarlas en este link.
  7. Ejercicio diario. Por lo menos 30 minutos diarios, así sea sólo caminar. La cantidad de veces y tiempo adecuada para tu perro dependerá de su edad, tamaño, personalidad, etc. Esto ayuda a que baje su ansiedad y energía, no muerda cosas en casa, y sea más sociable si se encuentra y juega con otros perros.

Como ves, no sólo se trata de las ganas de tenerlo, sino que involucra un compromiso de tiempo, dinero, paciencia y dedicación.

Eso, si, a cambio tendrás muchísimo amor, lamidas y una colita que siempre te recibirá feliz cada vez que llegues a casa, por lo que todo ese esfuerzo vale la pena totalmente.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *